4. Elimina algunos microorganismos que provocan alergias

Para los afectados por alergias al polen o los ácaros del polvo es importante una limpieza adecuada de los espacios domésticos. La limpieza frecuente de sábanas, cortinas, fundas de cojín y sofás para la eliminación de las substancias que pueden desencadenar una reacción alérgica debe ser una práctica común. En zonas húmedas, la presencia de moho representa un factor de riesgo adicional. Las esporas desprendidas por el moho pueden exacerbar brotes de asma y otras enfermedades respiratorias, especialmente en niños. La lejía es el remedio doméstico más eficaz para la eliminación del moho, combinado con unas buenas prácticas de ventilación de los espacios confinados y húmedos.