5. Eficaz para combatir los malos olores

La lejía es un buen desodorizante, ya que es capaz de eliminar los microorganismos que causan el mal olor. Es un producto altamente eficaz contra los malos olores, ya que no sólo elimina las bacterias y los mohos, sino que también rompe las sustancias malolientes producidas por aquéllas.